Preguntas

Preguntas 2017-01-27T17:41:26+01:00

Preguntas acerca de Fagus y sus terapias

Todos, sin excepción, tenemos heridas no resueltas del pasado que afectan a nuestro día a día. Pero no hace falta buscar tan profundo para saber si necesitas o no psicoterapia. Probablemente, si estás leyendo esto es porque hay ciertas cosas sobre ti o tu vida sobre las que estás reflexionando ahora mismo. Quizás te sientas desbordada/o por una circunstancia familiar; o te has dado cuenta de que caes una y otra vez en la misma situación que te hace sufrir; quizás has empezado un nuevo trabajo y llevas noches sin dormir; o simplemente sabes que posees ciertos rasgos que podrías cambiar y con ello ser más feliz… Estas y otras muchas opciones son observadas, analizadas y resueltas en una psicoterapia con la ayuda de un profesional.

(Consulta más posibilidades, por si te es de ayuda, en el apartado TERAPIAS)

Lo primero es llamar  para concretar una cita. La primera sesión es un poco más larga de lo habitual (90min) para que dispongas del tiempo necesario para exponer con tranquilidad tu situación y tus necesidades. Después de este primer contacto, establecemos 4 sesiones consecutivas durante las siguientes cuatro semanas y a partir de la cuarta, eres tú quien decide si quiere continuar sin compromiso alguno. En el caso de los menores, la cuarta sesión es con los tutores y son ellos quienes deciden.

Nos gusta trabajar con objetivos para que seas tú quien decida lo que quieres cambiar y no lo que nosotros imaginamos o creemos. Por eso eres tú quien establece y concreta sus objetivos, contando siempre con el apoyo y acompañamiento de tu psicoterapeuta.

En Fagus damos gran importancia a la confianza y el vínculo que se crea en la relación entre la persona y su psicoterapeuta. Es por eso que creemos conveniente acudir una vez por semana especialmente al principio, alargándolo como máximo a los 10 ó 15 días si fuera necesario. En realidad, si lo piensas… ¡sólo nos vamos a ver 4 horas al mes!

Al igual que los objetivos son personales, el ritmo y la duración de cada proceso es totalmente individual. No se puede establecer un tiempo medio, pues precisamente lo que queremos es ajustarnos a lo que necesita cada persona.

Normalmente uno empieza a sentirse mejor pasados unos primeros meses, pero siempre hay recaídas o épocas más bajas, aunque nunca como al principio. Esto quiere decir que no hay que rendirse ni confiarse, pero sí ser consciente de que un proceso de este tipo requiere tiempo. El momento de finalización se podrá ir viendo y analizando con el psicoterapeuta. Para nosotros, una persona ha terminado su proceso cuando está integrado en su realidad, es autónomo y se siente en calma, satisfecho consigo mismo.
Por supuesto. En la primera sesión podrás traer a quién tu necesites para sentirte más cómodo/a y seguro/a. En las siguientes creemos conveniente que seas tú solo/a quien acuda para tener más libertad para expresar todo lo que necesitas. Eso sí, tenemos sala de espera y un estupendo jardín y entorno para quién te acompañe.